El salto gimnástico

Una vez caminando por la acera
se me ocurrió realizar un gran salto.
Lo ejecuté tan bonito y tan alto
que me pegué una torta que no veas.

[Pontevedra, clase de Literatura en 1994]

This entry was posted in Poemoides and tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *