9 versos para la sonrisa del “Poema interrumpido”

[Lo siento, no pude dejarme de rimas y de ripios…]

Los vampiros de esos cuentos burdos
no comprendo qué tendrán de emocionantes,
¡tanta sangre y tanto morbo absurdo!
Ni siquiera me parecen repugnantes.

Pero hay en esos pobres diablillos
una cosa que yo encuentro muy elegante;
lo confieso: me fascinan sus colmillos.
Pero no porque sean de vampiro…

Simplemente, me recuerdan tu semblante.
;>

This entry was posted in Poemoides and tagged , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *