Infinita tristeza

El día que te perdí
para mí se acabó la poesía.

This entry was posted in Poemoides and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *